Puno, 19 Agosto, 2017

 

Pentágono envía más de 1 millón de dólares en armas a falso organismo

La Oficina de la Auditoria del Gobierno de EE.UU. (GAO, por sus siglas en inglés) ha llevado a cabo un experimento secreto para identificar los puntos débiles de un programa gubernamental que entrega equipamiento militar a las fuerzas de orden público del país y ha llegado a una conclusión inesperada, según informa el propio organismo en su sitio web.

Esta oficina decidió comprobar si cualquier persona podía recibir de manos del mismísimo Departamento de Defensa armas que pudieran ser modificadas para volverse letales, y concluyeron que esto sí era posible.

Para su experimento, crearon una página web de una agencia federal de orden público ficticia y enviaron al Pentágono una petición para recibir equipos y armas potencialmente letales. Y sí, el Pentágono les mandó todo lo que les pidieron.

Los reponsables del experimento recibieron unas 100 unidades de equipamiento, entre las cuales figuran un instrumento de visión nocturna y simulaciones de fusil M-16 y de bombas caseras. El volumen total de todo el arsenal era de unos 1,2 millones de dólares, estiman.

El Pentágono no pidió en ningún momento alguna prueba que demostrara la autenticidad de la inexistente agencia, ni tampoco visitó la supuesta sede de esta para comprobarlo.

Todas las negociaciones se mantuvieron mediante correo electrónico, reveló Zina Merritt, directora del departamento del GAO que dirigió la operación. "Fue lo mismo que obtener algo por Ebay", sentenció.

La GAO ha explicado que el resultado del experimento revela cuáles son los puntos débiles de este programa y espera que las autoridades del Pentágono presten atención a lo sucedido para evitar que las armas del Ejército estadounidense acaban en manos terroristas.

El pasado mes de mayo, una auditoría desclasificada del Departamento de Defensa de EE.UU. reveló que, por negligencia de los militares, las autoridades desconocen el paradero de armas, municiones y equipo por valor de mil millones de dólares suministrados, en teoría, al Ejército de Irak.