Telefónica anuncia el inicio de una ‘revisión estratégica’ de sus filiales en Latinoamérica

Telefónica anunció hoy un nuevo plan de acción que se basará en cinco pilares estratégicos. José María Álvarez-Pallete, presidente ejecutivo de la empresa de comunicación, dio a conocer –con respecto a sus operaciones en Latinoamérica– el inició de una revisión estratégica de su portafolio “para “para maximizar su valor de crecimiento, consolidación y posibles operaciones corporativas”.

Así como parte de sus cinco pilares que forman su plan de acción, la cuarta se trata de constituir una unidad que aglutine los negocios de la empresa de comunicaciones en Latinoamérica (salvo Brasil) –incluyendo Perú– donde opera.

“Nuestras operaciones en Latinoamérica eran hasta hace unos años el motor de crecimiento de la compañía. Sin embargo, las condiciones particulares en estos mercados han impactado en la evolución de los negocios, mermando su contribución en los últimos años por distintos motivos y a pesar de los enormes esfuerzos de los equipos locales, que siempre han mostrado un fuerte compromiso”, dijo el presidente ejecutivo.

La unidad que aglutinará sus negocios en América Latina contará con un equipo de gestión específico y diferencial al del resto del Grupo, que tendrá como objetivo fundamental la atracción de inversores y la obtención de potenciales sinergias con otros agentes de los mercados, con una filosofía de garantizar y maximizar el servicio que les ofrece a sus clientes.

Al ser consultado, durante la conferencia de prensa de la posibilidad de la venta de sus activos en Latinoamérica (ver video), el ejecutivo dijo que “todas las opciones están abiertas”.

“Esto significa que la fórmula tradicional se ha agotado, que tenemos que buscar una forma de reforzar las operaciones que tenemos en Latinoamérica porque en la que esta actualidad se están debilitando por el tema de la inflación y lo que estamos buscando es eso: se puede reforzar vía alianzas, combinación, todas las opciones están abiertas, pero lo que sentimos es que necesitamos cambiar y reinventar esa fórmula. Tenemos que ser dueños de nuestro propio destino”

Fuente: El Comercio