-Publicidad-

El retraso en la publicación del Plan Especial Multisectorial, en el marco de la resolución suprema N° 034-2020-PCM, que busca proteger la salud humana de los afectados en 18 regiones por metales pesados y la ausencia de un plan de acción por parte del Ejecutivo contra el problema de contaminación en la cuenca Coata, daría pie a un nuevo paro indefinido en la Panamericana Puno – Juliaca a partir del 12 de noviembre.

Han pasado 16 días desde la reunión con representantes de la Plataforma Nacional de Afectados por Metales, Metaloides y otras Sustancias Químicas Tóxicas con la presidenta del Consejo de Ministros Mirtha Vásquez y el viceministro del Medio Ambiente Mario Castro, donde conversaron acerca de la aprobación del Plan Especial Multisectorial de Atención Integral a favor de la población expuesta a metales pesados. Acuerdo elaborado por la Comisión Multisectorial, dirigida por el Ministerio del Ambiente (Minam) en trabajo conjunto con los representantes comunales, entre julio del 2020 a junio de 2021, compuesto por tres ejes estratégicos.

¿Qué propone el Plan Especial Multisectorial?

El primer eje propone la gestión de calidad para la salud de los ciudadanos y busca prevenir y controlar el incremento del riesgo ambiental, social y económico, y la ejecución de mecanismos para la difusión y promoción de actividades productivas y extractivas sostenibles, sobre todo, dentro de las zonas con alto nivel de contaminación que actualmente necesitan permanecer en el foco de las autoridades como la del río Coata y la Bahía Interior del Lago Titicaca, ecosistemas donde se ha detectado en las cabeceras de la cuenca la presencia de arsénico, plomo y cadmio, así como agua contaminada proveniente de la empresa SEDA Juliaca, dedicada a la prestación de fuentes hídricas y evacuación de aguas residuales.

Foto: Felix Suasaca

El segundo tiene que ver con la atención de demandas de salud y saneamiento, con pertinencia cultural y lingüística; es decir, que las comunidades deberían acceder a un servicio con enfoque intercultural, de género y derechos humanos en su lengua originaria. Asimismo, contarían con una revisión, actualización y elaboración de registro que les permitiría consultar el estado epidemiológico, sanitario y nutricional en su territorio. Y, el mejoramiento de proyectos de agua potable, alcantarillado y tratamiento de aguas por contaminantes químicos, sustancias fecales u orina.

Por último, el tercero evalúa la institucionalidad. Aquí, el objetivo es fortalecer la gobernanza para optimizar el desempeño intersectorial e intergubernamental en los tres niveles de gobierno para debatir sobre políticas, análisis y planes de financiamiento en favor de las demandas de los afectados.

Presidenta del Consejo de Ministros, Mirtha Vásquez, afectados por la contaminación de la cuenca Coata, dijo que ellos están en su libre derecho de protestar. | Foto: HS

Por el momento, se sabe que en julio de 2021, por medio de la resolución ministerial N° 145-2021-MINAM, solo se aprobó el informe técnico con el Plan elaborado por la Comisión Multisectorial. No obstante, pese a que la premier Mirtha Vásquez afirmó su compromiso en admitir el Plan antes del 15 de noviembre, el Ministerio de Energía y Minas (Minem) parece aplazar su avance, ya que aún se desconocen las observaciones del equipo técnico de esta cartera, las cuales son consideradas esenciales para su ejecución, así como el programa presupuestal con el que se sostendría.

Ante esto, los frentes de defensa contra la contaminación de la cuenca del río Coata y Lago Titicaca de Coata, Huata, Capachica, Caracoto, Paucarcolla y sector Chilla (Juliaca) esperan con optimismo la visita de la premier Mirtha Vásquez al distrito de Coata el 12 de noviembre. Sin embargo, las comunidades afectadas informan que si en dicha reunión no llegaran a concretarse soluciones, iniciarían un paro indefinido el 12 de noviembre para exigir el cumplimiento de los acuerdos del Plan Especial Multisectorial de la cuenca Coata del gobierno nacional y regional de Puno, en especial, las acciones por parte del alcalde de Juliaca David Sucacahua Yucra y Eugenio Yupa Zela del distrito de San Miguel y SEDA Juliaca.

Verificación agua contaminada al río Coata | Foto: Felix Suasaca

Alrededor de 50 mil ciudadanos, exigen a las autoridades un plan de protección para el río Torococha, afluente por el cual ingresa, hasta el día de hoy, agua contaminada al río Coata, Lago Titicaca. También, la ejecución y publicación en el Diario El Peruano el Plan de Acción Multisectorial de la cuenca del río Coata, PCM, presidido por la premier Mirtha Vásquez y se atiendan el pliego de demandas correspondientes a los proyectos de saneamiento básico, salud, agricultura, ambiente, descontaminación de la cuenca y equipamiento especializado e infraestructura en centros de salud para tratar a los pobladores de los distritos afectados, puesto que los hospitales Manuel Núñez Butrón (Puno) y Carlos Monge Butrón (Juliaca), reconocidos por ser los más cercanos, están a una hora de distancia de estos seis distritos colindantes con la cuenca. Y por último, el acceso a fuentes de agua de Lagunillas para ser utilizada como recurso hídrico para consumo humano y agricultura, actividad considerada clave para el desarrollo económico de la zona.

Félix Suasaca, defensor de los derechos humanos y medio ambiente en Coata, quien se ha manifestado más de una vez en protesta y cuenta con tres denuncias penales y ocho exhortaciones fiscales por presuntamente alterar el orden público, afirma que ninguna autoridad nacional, regional y provincial ha convocado una reunión para evaluar los instrumentos de gestión ambiental que tendrían como fin enfrentar esta declaratoria de estado de emergencia con decreto supremo Nº 158-2021-PCM por peligro inminente ante la contaminación de agua para consumo humano y tampoco se ha establecido una mesa de diálogo con los tres niveles de gobierno, con la empresa SEDA Juliaca y las mineras TACAZA, CIEMSA, Limón Verde, entre otras que aún operan en las cabeceras de la cuenca, dejando todo tipo de residuos tóxicos.

Presidente del Frente de Defensa Unificado en contra de la Contaminación de la Cuenca Coata y el Lago Titicaca, Félix Suasaca Suasaca. | Foto: Felix Suasaca

En Perú existen más de 10 millones de personas expuestas a metales pesados, solo en Huata, Coata y Capachica se estima que el 79.9% de su población tiene arsénico en el organismo y las aguas de pozo de consumo humano poseen alto nivel de metales pesados, según las estimaciones de la Diresa Puno.

En el último reporte de la Defensoría del Pueblo sobre conflictos sociales, se detalla que de los 129 activos y latentes registrados, el 65.1% (84 casos) corresponden a conflictos relacionados a la actividad minera. El 4 de mayo, el Congreso aprobó la ley 31189, creada para fortalecer la prevención, mitigación y atención de afectados por metales pesados y otras sustancias químicas.

¿Para cuándo se cumple?

-Publicidad-