-Publicidad-

Informe: Bruno Oreste Mamani Muñoz

Desde marzo de 2020, el turismo se ha detenido en el país y la región Puno a consecuencia de la pandemia de la COVID-19. Los resultados  fueron letales para las familias que dependían del flujo turístico, especialmente en la zona circunlacustre del Titicaca.

Los Isleños de Los Uros y zonas aledañas tuvieron que paralizar sus actividades de transporte, artesanía, hotelería, gastronomía, entre otras por casi dos años.

La tesorera de la Asociación Lago Amado Puno, Martina Apaza Flores, nos cuenta que, los artesanos del Puerto Muelle de Puno, salieron muy afectados desde que inició la pandemia.

Tesorera de la Asociación Lago Amado Puno, Martina Apaza Flores. | Foto: © Pachamama Radio/BOMN

“Nosotras somos 64 socias en la Asociación Lago Amado, fuimos afectadas por la pandemia, ya que, durante 2020 y 2021, no se registran visitas de turistas nacionales y extranjeros. Ya no es lo mismo”.

“Muchas de mis compañeras se cambiaron a otro rubro por falta de economía y para sustentar a sus familias”.

Ante tal realidad y obligadas por las circunstancias, en el presente año se optó por reactivar la artesanía en el Puerto Muelle, para lo cual prepararon una serie de requisitos.

El cumplimiento de los protocolos de bioseguridad es parte importante de este proceso. Observamos que instalaron lavatorios de manos, desinfectantes y distanciamiento entre los negocios.

Ahora, doña Martina y sus socias esperan que la industria sin chimeneas vuelva a su cauce normal, a fin de recuperar el sustento de sus familias.

Por su parte, el subgerente de Turismo y Comercio Exterior de la Municipalidad Provincial de Puno, Reynaldo Yucra López, lamenta la crítica situación del sector turismo, pese a los esfuerzos que están haciendo para reactivarlo.

Subgerente de Turismo y Comercio Exterior de la Municipalidad Provincial de Puno, Reynaldo Yucra López. | Foto: © Pachamama Radio/BOMN

“El retraso en la reactivación se debe a la demora de las vacunas y la falta de sensibilización en la población. Este año, la municipalidad de Puno va organizando ferias artesanales, esto, con el objetivo de reactivar el turismo en la ciudad de Puno”.

“También vamos preparando un documental de los atractivos  turísticos de Puno con la finalidad de promocionar y hacer alcance a los medios de comunicación nacional”, señaló el funcionario.

¿Y cómo incentivar para que los turistas regresen al Perú, especialmente al altiplano?

En el mes de julio de 2021, el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (MINCETUR) certificó algunos destinos de la Ciudad Lacustre con el sello “Safe Travels”.

Se trata de seis circuitos turísticos (City Tour Puno, Lago Titicaca, Sillustani, City Tour Chucuito, City Tour Juli, Capachica), que agrupan a 20 atractivos, donde los visitantes pueden acudir con la confianza de que no se contagiarán con COVID-19 y otras enfermedades.

No obstante, aún no hay reportes oficiales sobre la recuperación del turismo en el altiplano. Los artesanos, señalan que el turismo regional y nacional, es la única esperanza por ahora.

“Y los mayores (de 14 años), para acreditar su certificado de vacunación, podrán hacerlo 14 días antes del viaje al destino, es decir, dos semanas antes de venir al Perú”, manifestó en contacto con la prensa. 

Asimismo, el gobierno peruano recordó mediante el titular del MINCETUR Roberto Sánchez, que desde octubre, todo extranjero, residente o peruano mayor de 14 años cuyo destino de turismo sea el Perú podrá ingresar al país con su certificado de vacunación completa.

“Esta medida ayudará mucho a la actividad turística; creemos que puede incrementar hasta 750,000 el número de visitantes al año e impulsará la recuperación de turismo receptivo”, había dicho el ministro.

El lago Titicaca es uno de los mayores atractivos turísticos del país, no obstante, la recuperación de sus visitantes es lenta. Dependerá de la vuelta a la normalidad, si regresa a su potencial previo a la COVID-19.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí