Inicio Actualidad Tecnología Este hacker creó y distribuyó el jailbreak de la Nintendo Switch: ahora...

Este hacker creó y distribuyó el jailbreak de la Nintendo Switch: ahora le han caído tres años de cárcel

0
Hackers Team Xecuter, ha sido condenado a tres años de prisión. | Foto: Difusión

Gary Bowser, el líder del grupo de hackers Team Xecuter, ha sido condenado a tres años de prisión por el papel que jugó en la producción y venta masiva de software y hardware (‘modchips’) destinados al jailbreak de videoconsolas, específicamente de la Nintendo Switch.

Team Xecuter utilizó una amplia variedad de nombres para comercializar sus dispositivos, como el Gateway 3DS, el Stargate, el TrueBlue Mini, el Classic2Magic y la línea de dispositivos SX que incluía el SX OS, el SX Pro, el SX Lite y el SX Core.

La labor de Bowser facilitó que miles de usuarios pudieran jugar copias no originales de los videojuegos

El único de los tres acusados que ha podido ser juzgado
Bowser ya había admitido su culpabilidad y aceptado abonar una multa de 4,5 millones de dólares, pero seguía batallando en los tribunales para no pasar en la cárcel los 5 años exigidos por la fiscalía, sino tan sólo año y medio. Los 3 años de la sentencia dejan claro que el tribunal ha optado por una solución salomónica.

Nuestro protagonista había sido arrestado en octubre de 2020 y extraditado a los Estados Unidos desde la República Dominicana; estaba acusado de 11 cargos de delitos graves, incluido el lavado de dinero y el fraude electrónico.

Desde entonces, su defensa se había centrado en demostrar que** no había recibido más que una «pequeña parte» (320.000 dólares en 7 años, frente a un total de millones de dólares) de los beneficios de la trama de ‘pirateo’ de videoconsolas…

…al contrario de lo ocurrido con sus socios Max Louarn (aún con un proceso de extradición pendiente en Francia) y Yuanning Chen (aún en libertad), que durante años han podido disfrutar de un lujoso tren de vida. Según el fiscal federal Nick Brown:

«Se estima que su operación ha causado más de 65 millones de dólares en pérdidas a las compañías de videojuegos, pero el daño va más allá de estas compañías perjudicando a los desarrolladores de videojuegos y a los pequeños estudios creativos cuyos productos y trabajo duro fueron, en resumen, robados cuando los juegos eran pirateados».

«Este caso es diferente a cualquier otro caso criminal conocido por el gobierno: el Sr. Bowser merece una sentencia más alta, dado el tamaño y el aliento de la conspiración del Team Xecuter […] la naturaleza y las circunstancias del delito, la historia y las características del acusado [exigen] que la sentencia refleje la gravedad del delito, promueva el respeto por la ley y proporcione un castigo justo, ejerciendo un papel disuasorio frente a conductas delictivas».

Nintendo ha declarado públicamente que agradece el trabajo duro de la fiscalía y las fuerzas de seguridad para «frenar las actividades ilegales a una escala global que causan un serio daño a Nintendo y la industria de los videojuegos»; sin duda, valorará también el enfoque ejemplarizante sostenido por la acusación.

Salir de la versión móvil