-Publicidad-

Informe: Rigoberto Quispe Mamani

La región Puno sigue en la cola de vacunación contra la COVID-19. Al culminar la primera semana de noviembre de 2021, solo el 26.3% de la población se ha inmunizado con la dos dosis reglamentarias; es decir, solamente 336 581 puneños completaron la vacunación.

Considerando que el promedio nacional de vacunación anticovid es del 40%, la cifra en el altiplano está muy por debajo de lo que se requiere para cualquier proyecto de reactivación económica.

La Dirección Regional de Salud (DIRESA) Puno añade que hay casi medio millón de puneños más que habrían recibido la primera dosis, lo que agrandaría las cifras de vacunación en general, pero se debe trabajar duro y parejo para lograr mejoras.

Lo que sí se estima es que un total de 494 587 personas no recibieron ninguna de las dosis contra la enfermedad, lo que atrasará cualquier intento de reactivación económica en este departamento.

Titular de la DIRESA Puno, Jorge Enrique Sotomayor Perales. | Foto: © Pachamama Radio/FML

Al respecto, el titular de la DIRESA Puno, Jorge Enrique Sotomayor Perales, indicó que, en algunas zonas, como Carabaya y Sandia, la población no está queriendo aceptar la vacuna. “Para ello, estaremos viajando, con el objetivo de sensibilizar a la población”.

La cobertura de vacunación contra la covid-19 en la región Puno, según grupos etarios actualizados hasta el 6 de noviembre y con ambas dosis suministradas, es la siguiente: personas de 80 años a más, 47.5% de vacunados; de 70 a 79 años, 59.8%; de 60 a 69 años, 55.6%; de 50 a 59 años, 45.1%; de 40 a 49  años, 38.7%; de 30 a 39 años, 29.7% ; de 18 a 29 años, 23%; y de 12 a 17 años, 0.5%.

Pese a este lento avance, el gerente de Desarrollo Social del Gobierno Regional de Puno, León Isaac Quispe Huaranca, considera que se están acortando las brechas en cuanto a vacunación. “Hay una disminución de las muertes, se ha hecho un balance respecto a la aplicación de las vacunas, la cantidad de vacunas aplicadas ha significado una baja ostensible en cuanto a la muerte de personas”.

El funcionario señala que en la actualidad está faltando reforzar la parte comunicativa, para que la población entienda que vacunarse es signo de protección ante una eventualidad de la tercera ola y otras consecuencias.

Las provincias con mayores problemas serían Carabaya, Sandia y El Collao, donde se destinarán brigadas para hacer barridos en lugares públicos y hasta en las viviendas. En las próximas semanas se deben ver los resultados de estos esfuerzos.

Jornada de vacunación I.E. Secundaria Santa Rosa-Puno. | Foto: © Pachamama Radio/R.Q

MENORES DE EDAD

“Nosotros estamos para cerrar brechas, vacunamos a los menores de edad, en este caso de 12 a 17 años, pero la semana pasada hubo muchos feriados y esto no nos ha permitido trabajar con normalidad”, señala el director de la DIRESA Puno, Enrique Sotomayor al ser preguntado sobre el avance de la inmunización en grupos juveniles.

Lo más álgido sería la no aceptación de los jóvenes de entre los 18 a 21 años edad, quienes no están recibiendo las vacunas en su debido momento. Aquí también se requiere reforzar la campaña comunicacional para mejores efectos.

Sobre todo, si tenemos en cuenta que es el sector de jóvenes que más actividad está desarrollando en calles, plazas y todo tipo de eventos, incluso los no autorizados.

“Para mejorar la asistencia de los jóvenes, desde la DIRESA Puno, estamos trabajando en la estrategia de visitar las universidades, lugares de trabajo y los domicilios con las brigadas”, dice el funcionario.

Adicionalmente, se tiene el reto de vacunar a los menores de edad, quienes deben recibir la inmunización antes de iniciar el año escolar 2022, con el objetivo de que la presencialidad educativa no se frustre.

Como se ha dicho líneas arriba, en este caso, las cifras son aún más preocupantes, puesto que solo el 0.5% de la población adolescente está siendo protegida hasta el momento.

Foto: R.Q

En cuanto a disponibilidad de dosis, la DIRESA afirma que tiene más de medio millón de vacunas de los laboratorios Pfizer, AstraZeneca y Sinopharm.

“Estamos con disponibilidad de vacunas de los tres laboratorios (con los que ha contratado el Estado peruano), es importante que nosotros nos acerquemos, si ya hemos recibido la primera dosis hace 21 días, debemos acudir a la segunda dosis”, recomienda Sotomayor en medio del ruido político que ocurre en el GORE Puno durante los últimos días.

-Publicidad-