Coronavirus: España prorroga el confinamiento hasta el 24 de mayo

El Gobierno de España consiguió este miércoles la autorización del Congreso para seguir hasta el 24 de mayo con las restricciones de la movilidad impuestas hace casi dos meses a causa del coronavirus y gestionar así el progresivo regreso a la normalidad, aunque la pandemia aún golpea con fuerza al país.

Según los datos oficiales del Ministerio de Sanidad, en las últimas 24 horas hubo un repunte de fallecidos y después de tres días se superó los 200 (244), con lo que ya suman 25.857 muertes, mientras disminuyen más de la mitad los casos confirmados (685), que ya suman 220.325.

Pero mientras las cifras de la pandemia no paran de subir, aunque con menor intensidad, los políticos españoles se enfrascaron en un debate sobre la gestión que el Gobierno, presidido por el socialista Pedro Sánchez, había hecho de la crisis del coronavirus, sobre todo por parte del conservador Partido Popular (PP), que hoy, frente a lo que hizo en ocasiones anteriores, no apoyó al Ejecutivo.

Un hombre mayor, que usa una máscara facial, pasa frente a un restaurante cerrado en Madrid. | Foto: Gabriel BOUYS / AFP

La pandemia continúa golpeando
La pandemia de coronavirus continúa golpeando a España, aunque con menor virulencia, y mantiene como focos principales la Comunidad de Madrid y Cataluña.

Las dos regiones más golpeadas por el COVID-19 registraron este miércoles la mitad de las muertes notificadas y el 40 por ciento de los 685 nuevos contagios confirmados mediante las pruebas PCR, las más fiables.

Con estos datos, el Gobierno catalán decidió este miércoles no avanzar en el desconfinamiento de la región, salvo en tres zonas sanitarias, mientras el Ejecutivo madrileño está aún pendiente de tomar una decisión.

El desconfinamaiento en España está planteado en cuatro fases, cada una de ellas de quince días, en las que se irá ampliando la movilidad, los contactos sociales y la actividad económica.

La primera comenzó hace unos días, cuando se permitieron paseos y deporte con restricciones, y, para pasar de una a otra, las distintas regiones españolas deben cumplir una serie de parámetros, tanto en número de casos como en capacidad de los servicios sanitarios para abordar un posible rebrote de la enfermedad.

El portavoz de Sanidad para la pandemia, el epidemiólogo Fernando Simón, destacó que sigue siendo clara la “tendencia descendente” de la curva del coronavirus en España, pero advirtió de que “hay que ser prudentes” con las normas para salir a la calle y las medidas de precaución porque un paso atrás sería “terrible” ya que los sanitarios “no podrán aguantar otra situación semejante”.

El personal sanitario es un foco destacado de la pandemia en España, por la cantidad de profesionales contagiados, 30.660 casos notificados, según un estudio publicado por el Instituto de Salud Carlos III, referente español en epidemiología.

Pero estas cifras son inferiores a las que aportan los gobiernos regionales, los que tienen la competencia de Sanidad en España, que indican que los profesionales sanitarios afectados ascienden a 44.758 desde que comenzó la pandemia, según los últimos datos.

Muchos de ellos no son casos nuevos, sino personal al que se le ha detectado anticuerpos mediante un test y que estuvieron infectados en algún momento de los meses pasados, cuando la pandemia estaba en plena expansión.

Pedro Sánchez es visto pronunciando un discurso en el Parlamento español en Madrid. | Foto: AFP / POOL / J. J. GUILLEN

El gobierno, cada vez con menos apoyo
El Gobierno español consiguió este miércoles que el Congreso autorizara la prórroga del estado de alarma, instrumento legal para mantener las limitaciones de movimientos y de la actividad económica en todo el territorio español, en plena pandemia, pero con menos respaldo que en ocasiones anteriores.

El presidente del Ejecutivo, el socialista Pedro Sánchez, se tuvo que emplear a fondo para conseguir la ayuda necesaria, ya que su gobierno de coalición progresista no cuenta con mayoría suficiente en la Cámara.

Desde que el Ejecutivo declaró el estado de alarma el pasado 14 de marzo, ha ido al Congreso para solicitar sucesivas prórrogas de 15 días cada una, pero cada una de ellas las sacó con menos votos a favor.

El jefe del Ejecutivo hizo un llamado a la unidad y a “despolitizar la emergencia sanitaria”, a la vez que advirtió que queda “lo más difícil y complejo”, por lo que, en su opinión, “levantar el estado de alarma antes de tiempo sería desproteger a los españoles”.

Pero en la votación, que es la cuarta, por primera vez no contó con el “sí” del conservador Partido Popular (PP), principal grupo de la oposición, que decidió abstenerse, y cuyo líder, Pablo Casado, en un duro discurso, calificó al ejecutivo español de “pésimo”.


Fuente: EFE