“El mundo debería haber escuchado a la OMS”, expresa director de organización

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, se defendió una vez más de las críticas por parte de Estados Unidos sobre la gestión de la pandemia a cargo del organismo que lidera. Aseguró que, en contraste, fueron múltiples países quienes no respondieron adecuadamente, considerando que “deberían haber escuchado” las recomendaciones efectuadas y no lo hicieron.

"El mundo debería haber escuchado atentamente a la OMS porque la emergencia global se inició el 30 de enero”, con 82 casos y ninguna muerte fuera de China, dijo Ghebreyesus a la prensa en Ginebra este lunes, 27 de abril. Los países que siguieron los consejos de la OMS, aseguró, “están en mejor posición que otros”.

“Habíamos aconsejado a todo el mundo que aplicara un enfoque integral de salud pública. Habíamos dicho que se buscaran los casos, se hicieran test, se aislaran y se buscaran los contactos. Cada país podría haber puesto en marcha todas estas posibles medidas. Creo que es suficiente para mostrar la importancia de escuchar los consejos de la OMS”, agregó.

Ghebreyesus remarcó en otro pasaje de la conferencia que, no obstante a las recomendaciones, el rol de la organización es tal que no tiene mandato para obligar a los países a implementar lo que les aconsejan. La declaración fue hecha en referencia al hecho que el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, promueva levantar las medidas de confinamiento dictadas por los gobernadores estatales, pese a que el país no ha alcanzado el pico de contagios.

La OMS ha sido duramente criticada por el Gobierno de los Estados Unidos y especialmente por el presidente Donald Trump, quien acusa al organismo de no haber alertado a tiempo sobre el riesgo real de la pandemia y de, al mismo tiempo, tener un sesgo favorable a China. De hecho, Trump anunció a mediados de abril que su Gobierno suspendería el financiamiento al organismo mientras lleva a cabo “un estudio para examinar su rol en la mala gestión y el encubrimiento de la propagación del coronavirus”.

Fuente: LR