Tacna: Pericia concluye que no hay maltrato físico ni psicológico a cabo Wilber Carcausto

El cabo Wilber Arnol Carcausto Uchiri (22) no presentaba lesiones físicas ni daño psicológico. Esa conclusión se desprende del examen físico y psicológico que le practicaron horas después de haberlo encontrado el último viernes por la noche. Deambulaba en una calle céntrica de Tacna tras 25 días de búsqueda.

Según el Certificado Médico Legal al que tuvo acceso La República, el perfil psicológico de Wilber da cuenta que es una persona inestable, que ante situaciones cotidianas reacciona de manera caprichosa, ansiosa, rígida. Además, no soporta las presiones intensas.

El fiscal provincial, Juan Coya Ponce, aclara que estos resultados no quieren decir que tenga alguna afectación psicológica o sea una persona enferma. “El psicólogo concluyó que tiene una situación ansiosa. Esto quiere decir, por ejemplo, cuando a alguien le gritan, le afecta, pero es pasajero, no queda ninguna repercusión psicológica”.

El perfil agrega que Wilber es una persona que tienen poca capacidad para el trabajo y que rápidamente se fatiga. Además, busca la protección, necesita afecto de alguien y su comportamiento emocional es veloz. “Escucho decir que el señor está enfermo, que fue agredido, pero nosotros comprobamos con pericias, y los médicos y psicólogos señalan que no hubo agresión ni física ni psicológica”, dijo el fiscal.

Cambió de versión
Cuando Wilber salió de la comisaría la noche del viernes, declaró a los medios de comunicación que estuvo retenido contra su voluntad en un espacio oculto del cuartel. Sin embargo, en sus declaraciones en la pericia psicológica cambió su versión. Ahora asegura que él decidió esconderse cansado de las amenazas de las que presuntamente era víctima.

“Me han amenazado (…) A veces cuando venían los suboficiales, me decían te voy a castigar, te voy a meter golpe (…) Yo me quería ir del cuartel, pero estaba ahí nomás (…) Me escondí porque tenía miedo (…)”, se lee en su declaración a la psicóloga.

Coya señaló que fueron al lugar dónde Wilber les contó que estuvo escondido todo este tiempo. Sin embargo, en una inspección del 27 de mayo, los fiscales no encontraron a nadie en el mismo lugar, por lo que sus declaraciones son dudosas.

“Nosotros ya habíamos hecho una inspección ahí y la Policía no encontró nada. Esa zona donde él dice que estaba escondido, está a metros del lugar por donde todos salen. Pudo salir a cada momento, no es un lugar donde uno se quede atrapado”, agregó Cayo.

Ejército le dio de baja el 19 de mayo
El Ejército Peruano dio de baja al cabo Wilber Carcausto por el delito de deserción. La Tercera Brigada de Caballería, compañía a la que prestaba servicios, emitió la resolución Nª 267-2020 de fecha 19 de mayo, en contra de Carcausto como una medida disciplinaria por ausentarse de su unidad militar.

Según el documento, al ausentarse por ocho días (del 11 al 18 de mayo) de su servicio, el cabo incurrió en infracción muy grave prevista en la Ley Nº 29131 del Régimen Disciplinario de las Fuerzas Armadas.

Desde la fecha, para el Ejército, Wilber Carcausto fue un desertor.


Fuente: La República