Un nuevo escándalo dentro del municipio de San Miguel, provincia de San Román. Esta vez audios revelan que la regidora Raquel Ana Acrota Gutiérrez, habría pedido cupos dentro de la oficina de serenazgo.

En la conversación se escucha a Acrota Gutiérrez conversar con el ahora ex supervisor de personal de serenazgo, Marco Ochoa, a quien le indica que recomendará a una persona para que labore como personal de serenazgo.

Al finalizar la conversación, quedan entre la fiscalizadora y el responsable del área a que el lunes iban a reunirse y quedar en claro la situación del personal a quien pretendían acomodar dentro de esta instancia.

Según las normas legales, este hecho es tipificado como tráfico de influencias y los funcionarios infractores son sancionados con una suspensión y una pena de libertad.

 


Redacción: FML