Jurista afirma que la fiscal de familia que liberó a presunto violador debe ser sancionada penal y administrativamente

Luego que se conociera que la Fiscal Adjunta de Familia de Puno, Eliana Pari Llanos, dejara en libertad a un presunto violador y a su cómplice, el jurista Samuel Larico Mamani, opinó que, el Órgano de Control Interno (OCI) del Ministerio Publico, debe abrir una investigación en contra de la fiscal, por inconducta funcional; además, el caso debe elevarse al Ministerio de la Mujer y demás instancias.

Precisó que, la representante del Ministerio Publico estaría incurriendo en una grave falta, por lo que debe ser procesada no solo administrativamente, sino penalmente, por estar avalando una conducta ilegal. Además, el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, debería intervenir en este caso. 

Como se conoce, el pasado 1 de abril, una menor de edad de 12 años junto a su hermano, se apersonaron a la comisaria de la ciudad para denunciar a su padrastro, que la habría violado en reiteradas oportunidades. El personal policial detuvo al acusado, junto a la madre de la menor, que avaló todos estos hechos.

El padrastro identificado como Juan Chaiña de 39 años de edad y su cónyuge, Juana Condori de 32 años, habrían reconocido estos hechos, e incluso detallaron que la menor fue ultrajada hasta en 6 oportunidades y que habría abortado en la ciudad de Juliaca. Estos testimonios fueron registrados en un video.

Sin embargo, la fiscal Eliana Pari Llanos, lejos de tomar en cuenta estas declaraciones, liberó a los acusados al día siguiente y atemorizó a la menor, debido que la agraviada ya no quiso declarar en contra de sus progenitores. Actualmente, la victima sigue viviendo con sus agresores, expuesta a múltiples peligros.
Frente a ello, el abogado Samuel Larico exhortó al Ministerio de la Mujer, intervenir inmediatamente en este caso, puesto que claramente se evidencia las faltas cometidas por la fiscal adjunta de Familia, quien lejos de abrir una investigación por este grave hecho, liberó a los acusados, que confesaron su delito.

Además, hizo un llamado a todas las instancias correspondientes, como la Defensoría del Pueblo, para que tomen este caso, a fin de salvaguardar la vida de la menor, que a la fecha sigue corriendo peligro.