-Publicidad-

Informe: Bruno Oreste Mamani Muñoz

El año escolar 2021 ha sido uno de los más complejos, al igual que el anterior, por la pandemia de la covid-19, la cual obligó al uso de  herramientas digitales para una educación a distancia. Es en este punto donde las falencias de un sistema educativo no presencial a nivel de la Unidad de Gestión Educativa Local (UGEL Puno) se han hecho notar, especialmente en zonas rurales con una conectividad escasa.

A nivel de la provincia de Puno, el 1.6% de los estudiantes dejaron las clases virtuales por diversos motivos. Según el director de la UGEL, David Gregorio Cornejo, las razones son, principalmente, por falta de conectividad, lo que provoca ausencia de estudiantes en las plataformas digitales de enseñanza- aprendizaje.

Sin embargo, el avance curricular del año 2021, de acuerdo a las experiencias de aprendizaje del MINEDU, a nivel de la provincia de Puno, ya se tiene el 86% de metas cumplidas; es más, las clausuras iniciarán desde el 17 de diciembre, según la programación de actividades.

Educación a distacnia. | Foto: AT

A pesar del corto tiempo que queda del año escolar, algunas instituciones educativas de la provincia puneña, decidieron realizar clases semipresenciales, sobre todo en zonas rurales, en vista que la virtualidad no dio resultados positivos.

No obstante, la misma UGEL comunicó que en toda su jurisdicción, ninguna institución educativa está autorizada para realizar clases semipresenciales. El director advirtió que las escuelas o colegios que optaron por esta modalidad, lo hacen de manera informal.

La decisión de la semipresencialidad en comunidades campesinas, fueron aprobadas por los padres de familia, autoridades locales y otros, pero no por la UGEL o sus técnicos.

Por su parte, el representante de los padres de familia en el Consejo Participativo Regional por la Educación (COPARE) Puno, Mario Gutiérrez Ochoa, manifestó que no solo es el problema de la conectividad, sino el descuido de algunos docentes que no supieron desarrollar sus clases virtuales con énfasis.

Representante de los padres de familia en el Consejo Participativo Regional por la Educación (COPARE) Puno, Mario Gutiérrez Ochoa. | Foto: © Pachamama Radio/FI

“Nosotros, los padres de familia, siempre apostamos por la buena educación de nuestros hijos, por lo cual, planteamos que se realicen las clases semipresenciales, en vista de que no hay resultados con el aprendizaje virtual, al final, los más perjudicados son los estudiantes”, afirma Gutiérrez.

Por su parte, el secretario provincial del SUTEP Puno, Reynaldo Villahermosa Salcedo, consideró que no hay otra alternativa que el retorno gradual a la modalidad presencial, tomando en cuenta que el sistema virtual fracasó en todo el país.

“Los docentes y estudiantes no estuvimos bien preparados para una enseñanza virtual, se debe retornar a las clases presenciales moderadamente, cuidando la salud de los estudiantes y docentes”.

Ahora bien, ¿cómo va la vacunación a los miembros de la comunidad educativa  que, eventualmente, retornarán a clases presenciales en el año entrante? La UGEL Puno sostiene que el 85% de los docentes ya tienen las dos dosis de la vacuna anticovid. Es un dato esperanzador, aunque habría que precisar en qué sitios se encuentran los vacunados y en cuáles no.

Y en cuanto al alumnado, el Ministerio de Salud acaba de dictar protocolos de vacunación a menores de edad, es decir, al grupo etario de 12 a 17 años de edad, quienes se inmunizan a cuenta gotas por estos días. Las cifras son verdaderamente inciertas en este caso.

Vacunación l .E. Glorioso San Carlos. | Foto: © Pachamama Radio/BO

El Ministerio de Educación informó, adicionalmente, que en los meses finales de 2021 e inicios de 2022 se vacunará a menores de 12 años, para reforzar las defensas de los estudiantes que volverán a las aulas, pero eso también es un mero compromiso gubernamental.

Si bien las cifras oficiales dicen que el avance curricular es del 85% a nivel de la UGEL Puno, ninguna evaluación objetiva puede determinar si ese número implica en realidad aprendizajes reales para los alumnos que asisten a clases virtuales en tiempos de pandemia.

-Publicidad-