- Publicidad-
Cabina:
Telef: 051352200
Cel: 951300561 
Escríbanos:
[email protected]
[email protected]
miércoles, 23 junio 2021
InicioDeportesXavi: "Cuando ganas el Mundial, eres un campeón para siempre"

Xavi: “Cuando ganas el Mundial, eres un campeón para siempre”

La leyenda de la Roja habla de Catar 2022 y sus recuerdos de Sudáfrica 2010. Xavi ha vivido, jugado y entrenado en Catar durante varios años. “La cultura futbolística está creciendo a una velocidad tremenda en Catar”

- Publicidad -

Xavi figura en el olimpo de los grandes futbolistas técnicos de la era moderna. El magistral centrocampista fue una pieza esencial de la selección española que conquistó un triplete sin precedentes encabezado por un primer título de la Copa Mundial de la FIFA™️ en 2010, entre medias de un par de Eurocopas (2008 y 2012).

Tras una espléndida carrera en el FC Barcelona, hizo con éxito la transición a entrenador con una próspera estancia en el Al Sadd catarí.

- Publicidad -

En esta entrevista exclusiva, el técnico español, que lleva varios años viviendo en Catar, habla de por qué el Mundial de 2022 será una experiencia inolvidable dentro y fuera del campo, de sus recuerdos de Sudáfrica 2010 y de los principales aspirantes a imponerse en Catar 2022, entre otros temas.

¿A qué selecciones ve actualmente como favoritas de cara a 2022? ¿Hay alguna tapada que podría causar una gran impresión?

Tengo muchísimas ganas de que llegue el Mundial de Catar dentro de dos años. Se está perfilando para ser un campeonato realmente emocionante, y muchas selecciones acudirán allí creyendo que pueden ganarlo. Fue magnífico ver a España jugando muy bien de nuevo en los últimos partidos internacionales; creo que el equipo ha vuelto a alcanzar un nivel alto, y que acudirá a la Eurocopa y luego al Mundial de 2022 con mucha confianza.

Las naciones europeas parecen estar muy fuertes en este momento. Es imposible elegir una favorita, pero Francia irá a Catar como la vigente campeona y creerá que su plantilla es lo bastante fuerte para defender el título. Tiene muchísimos jugadores fascinantes, incluidos hombres que te ganan partidos como Kylian Mbappé y Antoine Griezmann.

Alemania, Italia, Bélgica, Portugal y Croacia deberían ser muy competitivas también y serán selecciones muy difíciles de batir; así que yo no descartaría a ninguna de ellas a estas alturas. Si nos fijamos en Sudamérica, Brasil y Argentina siempre encaran la competición pensando que pueden ganar y ambas tendrán equipos potentes, con jugadores como Neymar y Leo Messi mostrando el camino a algunos de los jugadores más jóvenes que van abriéndose paso. Uruguay, Colombia y Chile también son más que capaces de competir con las mejores selecciones del mundo y obtener un buen resultado. Ya veremos quiénes se clasifican, pero pienso que será un campeonato muy abierto que deparará un gran espectáculo.

Al haber vivido en Catar estos últimos años y haber visto los progresos aquí de primera mano, me hace mucha ilusión ver al país anfitrión competir en el campeonato. No solamente se ha invertido muchísimo en desarrollar los estadios e instalaciones de primera clase para albergar el campeonato, sino que también se ha trabajado muchísimo para desarrollar una selección nacional capaz de competir en la máxima cita futbolística con las mejores selecciones del mundo.

La nueva generación de jugadores que se abre paso en Catar está mejorando mucho y, teniendo en cuenta el ritmo al que se está desarrollando actualmente y que recientemente ganó la Copa Asiática, pienso que Catar puede competir muy bien en su primer Mundial. La cultura futbolística está creciendo a una velocidad tremenda aquí, y creo que el Mundial ayudará a llevar a este deporte a un nivel superior no sólo en Catar, sino en toda la región árabe.

En 2015 se marchó a Catar para jugar en el Al Sadd. Desde su experiencia, ¿qué pueden esperar los aficionados que viajen al Mundial cuando lleguen al país anfitrión?

El entusiasmo está empezando a crecer de veras en Catar para 2022. El país ha prometido montar un espectáculo impresionante para los aficionados al fútbol y, tras haber visto los avances en todo desde que me mudé aquí en 2015, desde los estadios hasta el alojamiento, confío plenamente en que será un campeonato increíble para jugadores y aficionados.

Cuando paseas por Doha y conoces a los lugareños, queda claro que a la gente de aquí le apasiona de veras el fútbol. Cuando me mudé aquí no sabía muy bien qué esperar, porque era una experiencia totalmente nueva para mí: dejar el Barça después de 25 años e ir a una parte del mundo nueva con una cultura y tradiciones diferentes a las que estaba acostumbrado en Cataluña… Pero debo admitir que me gusta prácticamente todo de vivir en Catar. El tiempo es extraordinario, con sol casi todos los días, y es un lugar muy tranquilo para trabajar, porque la gente es muy respetuosa y cordial. Además, es un país muy seguro con muy poca delincuencia, por lo que es un lugar magnífico para formar una familia joven.

Creo que los aficionados gozarán de una experiencia magnífica aquí. Los estadios son súper impresionantes y han sido construidos para garantizar la mejor experiencia posible al aficionado, así que el ambiente dentro de los campos debería ser increíble.

Fuera del fútbol, será una ocasión para que los aficionados vivan una cultura y una parte del mundo totalmente nuevas. Catar tiene hoteles de playa extraordinarios, así como muchos restaurantes y centros comerciales muy agradables; y las zonas de aficionados serán un lugar magnífico para que los hinchas de todo el mundo se reúnan para tomar algo y empaparse del ambiente. Por eso creo que los aficionados que viajen a Catar vivirán una experiencia magnífica en 2022.

La España que ganó el Mundial en 2010 era excepcional. ¿Cuáles eran las características fundamentales que hacían tan especial a ese grupo de jugadores?

Fui muy afortunado por formar parte de una generación de jugadores especial. No solamente ganamos el Mundial, sino también dos Eurocopas seguidas. Creo que las principales características que definieron a esos equipos ganadores fueron que teníamos un grupo de jugadores muy humildes y honestos que trabajaron muy duro el uno para el otro. Todos estaban allí por el grupo e hicieron todo lo que pudieron por el bien general de la selección. Además, era un equipo ganador con una racha extraordinaria, lo cual implicaba que jugábamos con la confianza de que podíamos ganar todos los partidos.

Los seleccionadores también hicieron mucho por nosotros. Luis Aragonés reunió al núcleo del grupo inicialmente, y Vicente del Bosque continuó su labor y fue alguien que realmente sacó lo mejor del talento que teníamos en aquel momento. Era una generación con mucho talento, y Del Bosque nos aportó la confianza de salir a jugar un estilo de fútbol que nos permitía dominar los partidos y era fascinante de ver. Creo que eso es lo que la gente recordará de esa época.

2020 es el 10º aniversario de la victoria de España en Sudáfrica. ¿Cuál es el primer recuerdo o imagen que viene a la mente siempre que alguien menciona ese Mundial?

Muchos recuerdos espectaculares vienen a la mente. Han pasado diez años desde la victoria en Sudáfrica, pero parece que fue ayer. Ese sentimiento de saber que has hecho historia es increíble. Recuerdo perfectamente las celebraciones; teniendo la copa en nuestro poder y recorriendo Madrid en un autobús descapotable. La alegría que trajo la victoria a todos los españoles fue inmensa, y es algo que perdurará en mi memoria el resto de mi vida. Después de ganar el Mundial, eres un campeón mundial para siempre; nadie te lo puede quitar. Es espectacular lo que fuimos capaces de conseguir; por eso me hace sentir muy feliz y orgulloso recordar esos momentos.

Los partidos perfectos probablemente no existen, porque siempre hay algo que mejorar. Sin embargo, si tuviese que elegir un partido del Mundial de 2010, cuando el rendimiento de España era óptimo, ¿cuál sería, y por qué?

Creo que el mejor encuentro que jugamos en 2010 fue la semifinal contra Alemania. Alemania tenía una filosofía muy similar a la nuestra; de querer el balón, de dominar el juego, de ir al ataque. Creo que ambas selecciones jugaron con un estilo similar en ese encuentro y, ese día, fuimos mejores que ellos. En la final sufrimos un poco más, porque nos enfrentamos a una selección holandesa muy dura y agresiva que no nos dejaba jugar. Por otra parte, Alemania quiso jugarnos a nuestro propio juego y, ese día, fuimos superiores.

España basaba su dominio en la posesión del balón. El fútbol está evolucionando hacia un juego donde la fuerza física y la rapidez en las transiciones son cruciales. En su opinión, ¿podría ganar el Mundial de 2022 una selección que juegue como lo hizo España en 2010?

Estoy convencido de que el equipo que tiene más la posesión del balón y se va al ataque con más frecuencia tiene más posibilidades de ganar que un equipo que defiende. Estoy convencido porque lo viví así como jugador y alcancé el éxito en el fútbol siguiendo ese modelo. Al final, el equipo que se va al ataque, el que dispara más, el que está más cerca de la portería contraria, es el que tiene más opciones de ganar. No te lo garantiza, pero creo que las estadísticas lo avalan. Así que sí, creo que una selección podría ganar el Mundial de 2022 jugando un fútbol basado en la posesión a un ritmo elevado.

En el fútbol, creo que hay dos tipos de entrenadores: los que quieren defender y los que quieren atacar. Personalmente, tengo claro cuál es mi filosofía preferida. Como entrenador, quiero que mi equipo tenga el balón; quiero atacar. Quiero jugar en el campo contrario. Quiero que mis jugadores presionen mucho al contrario para garantizar que la posesión del balón sea nuestra la mayoría del tiempo. Creo que en el fútbol moderno han mejorado muchas cosas y, por supuesto, se pone mucho énfasis en cosas como la rapidez de las transiciones y la fuerza física de los jugadores; pero al final, creo que el equipo que prevalecerá en el fútbol es el más talentoso y habilidoso.

Fuente: FIFA

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Articulos relacionados

- Publicidad-